Escribir es llorar

marzo 31, 2009 § Deja un comentario

Escribir es llorar. (Generalizo, como ven, aquello de lo que hace demasiados años se lamentó Larra.)

Porque, para algunos, escribir es sangrar. Y es inevitable sangrar sin dañar a los demás, a los que son parte de nosotros.

Porque, pase lo que pase, nunca transmitimos exactamente lo que pensamos. Y damos lugar a confusiones que no tendrían lugar si permaneciéramos callados.

Porque, a veces, contamos demasiado, rompiendo con ello el sagrado límite de la intimidad.

Porque, aunque no queramos, cada letra es parte de nosotros. Por mucho que lo intentemos, terminamos creyendo aquello que hemos plasmado.

Porque, una vez tras otra, caemos en la misma piedra. Y jamás encontraremos la perfecta combinación literaria que arregle nuestros problemas.

Porque, inevitablemente, somos mártires de nuestra escritura. Por más que creemos literatura, siempre se tomarán como propios nuestros textos.

Porque, mal que bien, nos justificamos demasiado. Y así sólo espantamos lo que ansiamos.

Porque, a pesar de todo, no somos tan buenos como creemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Escribir es llorar en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: