El rapé: tabaco de aspirar

diciembre 10, 2010 § 77 comentarios

¿Usted usa rapé?… Quizá sea ésta la causa final de la existencia de la nariz humana.
Samuel Taylor Coleridge

1

He comprado rapé, o «tabaco de aspirar», según dice la etiqueta de la caja con una dolorosa (para el lector) artrosis gramatical. Marca Gawith, tipo «Apricot» (albaricoque).

Y ¿qué es rapé? Pues viene de rapé, palabra francesa, y significa «rallado». Claro: tabaco rallado. Eso dice la RAE, y es cierto, aunque los franceses prefieran decir tabac à priser, más técnico.

El monje Ramón Pane, que acompañó a Colón en su segundo viaje a las Américas, en 1493, observó que los indígenas de la actual Haití absorbían tabaco por medio de un tubo. Lo mismo vieron los portugueses en los indígenas del Brasil, que «utilizaban una mano de almirez de rosa y un mortero para moler el polvo», cuenta Dunhill en El noble arte de fumar.

Cómo se introdujo en Europa, al fin, es sencillo. Por dos vías: española y portuguesa, valga la redundancia. Los unos la llevamos a Holanda, que era tan nuestra como el valle de Cuelgamuros. Los otros la llevamos a Inglaterra, con la que siempre hemos tenido una relación económica de sumisión forzada. Y por medio, sobre todo, de un personaje inmortal. En 1561, el embajador francés en Lisboa, Jean Nicot, envió a Catalina de Médicis (reina madre de Francia, con Francisco II, Carlos IX y Enrique III) algo de rapé para combatir las migrañas de su hijo. Al instante quedo convertida a él. La nicotina, es evidente, rinde honores al apellido de tan solemne propagandista.

Aunque algunos intentaron excomulgar a los consumidores de rapé, como Urbano VIII y el zar Miguel I, su uso se extendió y poco a poco se hizo indiscutible aliado de la nobleza. Así, Luis XIII, Carlos II de Inglaterra, Federico el Grande, Guillermo III y su mujer, Napoleón, Jorge III y su mujer, Benedicto XIII y tantos otros aristócratas. Aparte: Kant.

Aunque el consumo de rapé no consistía, sólo, en esnifar. Como tantos otros placeres ocultos, tenía su ritual. Vuelvo a Dunhill: «el dandy quedó, al parecer, tan fascinado por la serie de requisitos para sorber el polvo de tabaco [que] fue costumbre que cada lechuguino rallara su propio rapé, y con esta finalidad tenía que llevar consigo un considerable equipo», el rollo de tabaco duro conocido como carotte, el rallador de madera y la cajita o tabaquera de rapé. Eso, en los equipos sencillos: había un alfiler para limpiar el rallador, una cucharilla para tomar el polvo de la caja, un cedazo para filtrar el polvo y hasta una pata de liebre para limpiarse la nariz.

«A lo largo del siglo XVIII, los precios del tabaco se dispararon, lo que contribuyó a un aumento de la presión fiscal y a un acercamiento del fumar hacia los grupos adinerados. El tabaco de humo (sin previa elaboración) quedaba destinado entonces al resto de la sociedad, y el consumo de rapé (tabaco aspirado) se convertía en el mayor ritual costumbrista y social de Europa propio de las sociedades burguesas y aristocráticas» (Historia de las adicciones en la España contemporánea, coord. Miguel Ángel Torres, 2009).

Las cosas se pusieron así: encuentro un anuncio en El Imparcial (26 de diciembre de 1867) que dice «Rapé blanco anticatarral. Caja, 2 pesetas; se remite por 10 reales, y cura resfriados y catarros nasales y frontales, vértigo de cabeza y su dolor». Y en el diario Iberia (10 de junio de 1868), aparece este otro: «Polvos contra la jaqueca. Se toman por las narices como el tabaco rapé, y no hay inconveniente en mezclarlos con éste […]».

Recuerdo de algunas lecturas que a principios del siglo XX, en Inglaterra, que parece ser el único lugar de Europa donde se la trae al pairo el progreso y siguen con sus costumbres como si nada, sólo se fumaba en los bares de clase baja, porque los aristócratas consumían rapé. En la línea de aquella famosa diatriba contra el tabaco fumado de Jacobo I de Inglaterra: «es una costumbre molesta para los ojos, repugnante al olfato, dañina para el cerebro, nociva para el pulmón y cuyo humo negro y apestoso tanto recuerda a los pavorosos efluvios que brotan de la sima sin fondo del averno Estigiano». No es cosa baladí.

2

Digan lo que digan Aristóteles y toda la Filosofía, no hay nada igual al tabaco; es la pasión de la gente honrada, y quien vive sin tabaco no merece vivir.
Molière, Don Juan

Antes de probarlo y por no dejarme guiar sólo por literatura de hace décadas o siglos, he consultado en Internet. El resultado: nadie sabe nada. Así que me toca experimentar y ser pionero en el relato del episodio. Bien.

Mi primera duda fue si sería fácil encontrarlo en España. Pues bien, no es fácil. Me he paseado por seis estancos hasta dar con el que lo tiene. De hecho, ya sabía que allí venden, pero estaba haciendo un estudio de campo. La razón es que el consumo es muy reducido en España y que sólo hay cuatro marcas, según el «Comisionado para el Mercado de Tabacos», del Ministerio de Economía y Hacienda:

http://www.cmtabacos.es/wwwcmt/listaPrecios.php

Gawith Apricot (10 g)
Gletscherprise (10 g)
Lowenprise (10 g)
McChrystal’s Original & Genuite Snuff (4 g)

El precio es de 1,40 € para los de 10 gramos y 0,50 € el de 4 gramos.

Barato, según se ve. Es cierto que hay que contar las aspiraciones que soporta cada paquete, pero puede durar meses. Viene presentado en un paquete de plástico que se parece al antiguo tippex de cinta.

En la época se usaban unas soberbias cajitas para guardarlo, que servían para denotar el gusto y la clase de su dueño. Corre la anécdota, que leí en un libro infantil hace años, de que siendo aún joven León XIII, en la época en que era nuncio en Bélgica, consumía mucho rapé. En una misión representativa, quisieron ponerle en un apuro algunos colegas del cuerpo diplomático, para lo que le ofrecieron rapé en una cajita en cuya tapa figuraba una mujer desnuda. El nuncio tomó un poco y la devolvió imperturbable. Cuando se la ofrecieron por segunda vez, señalando a la mujer desnuda, preguntó «¿es su esposa o su madre?». Era la Iglesia Antigua.

Nada comparable, aquella cajita, con la que tuvo el General Angerstein, oficial de la Brigade of Guards del ejército británico: tras vencer a Napoleón en la batalla de Waterloo, usó como tal una pezuña del caballo del emperador, el célebre Marengo. El fetichismo y la humillación son universales. En cualquier caso hay constancia de «las botellas de rapé exquisitamente pintadas a mano en China, las cajas de cuerno de búfalo del Tibet, las calabazas africanas y las conchas de las Antillas», según dice Dunhill.

No me pierdo. Y esto, ¿cómo se toma? Como se ve en los cuadros de la primera parte, el consumo es sencillo. Se coge un pico de polvo y se aspira por la nariz. Ya está. Para tontos. No hay que hacer caso de los muchos que en Internet confunden el rapé con el tabaco de mascar, o con el dip, que algunos confunden con el rapé porque se le llama moist snuff y al rapé, snuff a secas. Pero no tienen nada que ver. Para ser claros: el rapé no produce cáncer de boca porque no pasa por la boca. El dip, o rub, se consume colocando un pegote entre el labio inferior y la encía. De sabor está muy bien, pero hace segregar tal cantidad de saliva, y esta es de un color tan repugnantemente oscuro, que provoca que su consumo sea algo antisocial. En España es, por alguna absurda razón, ilegal y a mí me lo traía un amigo tejano, hasta que le incautaron en la aduana ciento cincuenta botes de dip, dejó de traficar y yo de ensuciarme la boca.

La cantidad por toma es pequeña, apenas un cuarto de uña, que no sé a cuánto corresponde en gramos. Aumentando las cantidades, he notado una apertura excesiva de las vías respiratorias por un segundo y me han llorado los ojos. Pero no parece que haya una reacción como la que hay al fumar demasiado tabaco, como nauseas y mareo.

Como el rapé viene mezclado con diversas sustancias para hacer más agradable su olor, normalmente menta, usarlo es como meterte un Pictolin por la nariz. Pero sólo he probado un tipo, así que no sé cómo serán los demás.

Tras inhalar cinco veces en apenas diez minutos, me ha bajado a la garganta una saliva mentolada. Con cierta aprensión he corrido al cuarto de baño y he escupido todo, por ver de qué color era, y era transparente como la más pura saliva. En medio minuto ha desaparecido la transfusión de líquidos entre la vía nasal y bucal. Mi temor, que fuera una consecuencia parecida a la desagradable gota amarga de la pipa, era infundado.

En cuanto a las formas de inhalarlo, las hay variadas: coger un pellizco entre los dedos, colocarlo sobre la uña o utilizar la tabaquera anatómica (o la anatomical snuff box: cavidad triangular que surge en la región radial dorsal de la mano, entre el escafoides y el trapecio, al alzar el dedo pulgar).

El estornudo, tan caro a los detallistas decimonónicos y que yo tenía por mito literario, ha resultado ser algo cierto, pero no común. Sólo una vez de cada diez o doce, coincidiendo con las dosis medio-altas de esta prueba (que probablemente sean las normales), he sentido ganas de estornudar. Yo comprendo el esteticismo de aquellas buenas gentes de salón, pero no sé si es tan elegante como para que en ocasiones el objetivo del rapé fuera exclusivamente estimular la membrana pituitaria, que como sabemos es la razón fisiológica de tan repentina espiración.

* * *

Lo he probado: una noche de cervezas y ningún cigarro. Mi adicción al tabaco cumple ahora casi diez años; en los últimos cinco el ritmo fue aumentando hasta picos de 50 gramos de tabaco de liar al día (un paquete, una barbaridad. Claro que a veces sustituía a la comida; ya lo contaré); el último año he fumado tabaco negro, con picos de dos paquetes al día, si bebía alcohol. Hoy he empezado un cigarro rubio, a los cinco minutos de aspirar tabaco, y a la mitad lo he dejado. Ni me apetecía ni me entraba. Me molestaba el humo. Y juro que no soy progre.

El ritmo de las dosis ha aumentado con el consumo de alcohol. Los intervalos durante el día, de una hora y media aproximadamente, han bajado a media hora entre dosis. No obstante, hay que tener en cuenta que he consumido poco alcohol; no he llegado a estado alguno de embriaguez, donde la necesidad de nicotina aumenta considerablemente.

La reacción social es unívoca, hay extrañeza. Se sabe que no estoy consumiendo cocaína, porque no acompañan ni el color de la sustancia ni la naturalidad del acto, pero no se termina de entender. No me he ocultado en ninguna de las aspiraciones y quienes me acompañaban se han sentido incómodos en algún momento. He sentido una presión al estilo de cuando empecé a liarme cigarrillos por la calle, cuando aún no se había generalizado su uso entre estudiantes: todos (todos, hasta los que hoy lo hacen) pensaban que era marihuana.

Una vez, paseando por una céntrica calle comercial, mi madre llegó a pedirme que me alejara de ella cuando estuviera liándome los cigarros y que volviera cuando estuvieran liados. Por supuesto, en pro del escándalo social, me negué.

La interferencia con el consumo de alcohol (cerveza) ha sido nulo. Así como fumar, al final de la noche, cobra su peaje en suciedad corporal y existe una resaca de él (pocos somos los que tras una juerga nos encendemos un cigarro nada más despertarnos), el rapé ha resultado ser algo mucho más limpio. Fuera de una mínima trasfusión de líquido, curiosa más que desagradable, entre la vía nasal y la bucal (que no se ha dado esta noche), no hay consecuencias de su abuso.

(Sin embargo, he amanecido con una mucosidad dura y negra, compuesta por polvo de tabaco, que se ha ido sonándome una vez.)

Termino con una cita que no he sabido colocar antes. Es de Alejandro Dumas, Los mohicanos de París, cap. III:

«El conde Herbel sacó su tabaquera del bolsillo, aspiró voluptuosamente un regular polvo de rapé, dio unos cuantos papirotazos en su chaleco para limpiar de él los olorosos átomos, y cambiando completamente de tono y modales, empezó.»

3 – Coda

Viendo que los españoles fueron los primeros y en defensa de la tradición española y de sus usos y costumbres; siguiendo las políticas de la Alemania Nacional Socialista; y sabiendo el carácter aristocrático de este consumo, así como sus bondades terapeúticas; así, digo, Nos declaramos tomador de rapé.

Y, para que conste, fundo el primer Club Hispánico de Tomadores de Rapé.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , ,

§ 77 respuestas a El rapé: tabaco de aspirar

  • anomino dice:

    Interesante, yo tomo rapé que hago yo mismo procedente de la variedad Nicotiana rustica, se trata de Mapacho procedente de la selva amazónica de perú con otra parte igual de cenizas de este mismo tabaco en sustitución de cenizas de planta de cacao que es el uso tradicional, y añado una pizca de cayena en polvo procedente de cultivo ecológico.

    Me gusta el rapé pero me preocupa introducir en mi nariz tabaco comercial, así que mejor prepararlo uno mismo con ingredientes selectos.

    Saludos.

    • sara dice:

      Hola podrias decir la forma de preparar rape casero, yo tambien soy de peru.

    • Eduardo dice:

      Hola porque sustituye la cenizas del cacao que le vez de diferente yo hago también rape es para saber más del tema

    • cari dice:

      HOla como estas, soy de Argentina, me ayudarías a preparar rapé? no consigo donde comprar y de confianza.

      • Diego dice:

        Hola soy de c9rdoba y soy un practicante del rape escribeme diego.marquez87@yahoo.com.ar

      • Urkumanta dice:

        Hola Diego, yo lo hago, utilizo en general nicotiana rústica (pero puede hacerse con cualquier tabaco) la dejo secar y se va haciendo polvo, la sigo trabajando con un mortero (amigos van más rápido con un molinillo de café) pero prefiero sentir lo que hago. Para mi es como preparar el pan de cada día. También agrego cenizas del propio tabaco y/o cacao amargo y/o y Inca Yuyo y flores de lavanda. Esto es lo básico para tener una agradable experiencia sensorial y bajar la neurosis que afecta al común de las personas.

  • […] de mis experiencias con el rapé, cambio de tercio y relaciono el tabaco con las mujeres. Oh, la fumadora. Qué estética es. […]

  • […] cosa de un año largo, combinando la serie «Buscando a Ella» con mi aproximación al rapé, merodeé por las sendas de la mujer fumadora, hasta llegar a la mujer fumando en pipa. Hace poco, […]

  • Salvador Fernández de Pino dice:

    He visto en Marruecos ques muy común el uso de rape. Me gustaría que se me recomendara una marca en concreto. Donde puedo comprarlo?

  • MM dice:

    Muy interesante! Tenía curiosidad por saber como se consumía ya que he estado leyendo algunas novelas que lo mencionan. Era considerado muy elegante y no me imaginaba como podía ser elegante algo que uno esnifaba.

  • lola dice:

    yo acabo de descubrir el rapé, es un placer insuperable. conozco el apricot y el gletscherprise, y son ambos fantasticos.

  • Antonio dice:

    El rapé se hace así:
    Debes disponer de tabaco natural sin aditivos. (De preferencia oscuro).
    Este lo pasas a tostar hasta que salga humo blanco denso… “Se puede rezar y darle intención, tal planta maestra que enseña”
    -Luego lo machacas con tu mortero y lo cuelas con uno o muchos coladores finos.
    -Puede quedar algun “resto” de ramas de tabaco cuando lo machaques .. Puedes seguir moliendo o usarlo para la proxima vez que lo hagas en tu casa.

    Saludos

  • Eskrig dice:

    Hola , tengo 17 años, y me gusta el tabaco, pero el concepto de fumar no me agrada un pelo, ya que queda muy feo a mi edad, y aún me controlo, pero estoy seguro que los picos de tabaco aumentaran en poco tiempo. Y por lo que he leido el rape, no crea ese efecto tan basto y me gustaría saber si es verdad y cuales son sus efectos en la salud. Gracias.

    • Claudia dice:

      Te respondo casi un año después… Te dejo este enlace para que lo leas: http://www.thepediatriccenter.net/docs/beuf/SharedAssets/Smokeless_es.pdf
      De todas maneras habla del tabaco de mascar y de poner entre la encía y el labio, confundiéndole con el Rapé, pero hay información digna de tener encuentra, sobretodo porque proviene de una entidad pediátrica. Ojalá leas este mensaje después de tanto tiempo.

    • emilio arturo rubiera garcia dice:

      Pues chico yo como ex-fumador y ahora vapeador,porque estoy bastante jodido de la mierda que el tabaco nos mete en el cuerpo,te doy un consejo(que lo mas seguro vas pasar de mi,yo hice lo mismo y ahora me arrepiento)ni empieces a fumar y tampoco uses el rape,todo lo que sea meter mierda’l cuerpo…Yo estoy contento con el vapeo,es como fumar y yo cada dia me encuentro mejor,asi que cuando tengas los 18 si quieres experimentar con algo,personalmente te recomiendo vapear…pero tampoco¿eh? Empezar a vapear por gusto tampoco,es un buen sistema(para mi el mejor)para dejar el veneno.Asi que haz deporte o deportes y dejate de tabaco o rapè

  • tatiana dice:

    por fabor una web para ordenar buen rape alguien sabe??? ayuda gracias

  • Eduardo Battista dice:

    Yo soy de Buenos Aires, Argentina y soy tomador de rapé hace exactamente 9 meses y 1 día (comenzé el día que nació mi hija). En este tiempo llevo consumidas aproximadamente un 60 cajas de Samuel Gawith, de diferentes tipos de entre los que destaco Chocolate, Vanilla, Menthol y Apricot.
    Fui fumador durante 20 años y lo he dejado hace 1 año, para luego pasarme a esta maravillosa forma de disfrutar el tabaco.
    Mi proceso de cambio fue: Champix para dejar el tabaco (3meses) -> abstinecia de champix y de tabaco (1mes) -> Snuff.
    No lo consigo con facilidad, esa es una contra, pero estoy por comenzar a realizar mi propio Rapé.
    Os dejo mi email, para contar las experiencias que puedan surgir de esto.

    Saludos!

  • Larga vida al rapé! dice:

    Muy buenas a todos los que como yo disfrutáis de esta forma de consumir tabaco. Soy de Barcelona (España) y lo he encontrado en cuatro estancos del centro de la ciudad, en Las Ramblas y aledaños.

    Lo encontré por primera vez tras preguntar por varios estancos de la ciudad -en todos me decían que fuese a estancos de la zona de Las Ramblas- en el estanco que hay en la calle Sant Pau, tocando a Las Ramblas, este pasado junio (2013). Allí tenían los tres más comunes que hay en España, todos ellos mentolados: Gawith Apricot (de albaricoque, el de la cajita negra), Gletscherprise (puro mentol, cajita azul) y el delicioso Löwen Prise (que es como de regaliz, también he leído que alguien dice ser de anís; es el de la cajita marrón). Compré uno de cada para provar, el que más me gustó fue Löwen Prise, aunque el de albaricoque también está muy bien cuando llevas días sin aspirarlo. El Gletscherprise (cajita azul) está bien pero es quizá un poco más fuerte que los otros al ser puro mentol, con “aceite de Columbia” que nadie sabe que es… Los tres valen 1,50€

    En el famoso estanco Gimeno de Las Ramblas hace un par de semanas tenían el Gawith Apricot y el Gletscherprise, que es donde el famoso escritor Quim Monzó dice comprarlo, en un artículo del diario La Vanguardia.

    En un estanco en la calle Bonsuccés hoy buscando el famoso McChrystal’s que ansio tanto provar, no lo tenían allí tampoco, pero si tenían Wilsons of Sharrow – Honey Menthol (mentolado y de miel). Lo venden en la típica lata redonda de rapé, que por cierto he tardado mucho en abrirla, le he preguntado a un sueco como se abría (el país mayor consumidor de rapé o snuff es Suecia, precisamente el país de la UE en el que menos se fuma) pero ni él podía. Finalmente la he abierto, no sin la ayuda de los dientes jeje. Francamente es delicioso, el mejor de los cuatro que he probado, excelente. Lástima que estas latas cuestan de abrir y es muy fácil desperdiciar mucha cantidad cada vez que se abre. Me ha costado 1,45. Espero que después de leer esto no me dejéis sin existencias en ese estanco!

    Luego he pasado por uno en la calle del Carme, y tenían el Gawith Apricot y el otro creo que era el Gletscherprise.

    No está de más decir que en algunos estancos no saben bien bien lo que es, ni siquiera en los pocos en los que los venden, y que en que hay en Vía Layetana abajo de todo, enfrente de Correos, la vendedora me miró como si fuese un yonki por preguntar si vendía rapé, igual que en otro estanco que ahora no recuerdo cual era. Lástima que por culpa de que otros consumen otras cosas por vía nasal se nos tenga que mirar mal a los consumidores de rapé, aunque yo después de estos pocos meses ya no me escondo de nadie.

    En fin, espero encontrar algún día el McChrystal’s! Sinó habrá que ir algún día a Andorra, el paraíso del tabaco, donde tengo entendido que venden de varios tipos, como el famoso de cola.

    Espero haber servido de gran ayuda, larga vida al rapé!

    • Exp.67 Barcelona dice:

      Buenas tardes!
      Le escribo desde el Estanco de la calle Bonsuccés. Decirle que recogemos el guante y mantenemos en nuestra oferta de rapé Wilsons of Sharrow de Honey & Menthol por si decide hacernos otra visita.

      Tendremos en cuenta su sugerencia e incorporaremos para principios de año el rapé McChrystal’s. Hay que mencionar que se vende en un formato más pequeño, concretamente de 4gr a 0,60€.

      Gracias y esperamos verle de nuevo.

      Para cualquier consulta,
      estanc.bonsucces@gmail.com
      https://plus.google.com/104305160435833255388/about

      • Jordi dice:

        Hola buenas tardes quisiera saber si ya tenéis el tabaco rape Mc crystals

      • Exp.67 Barcelona dice:

        Buenas tardes,

        Efectivamente, tenemos Mc Crystals.

        Esperamos tu visita.

        Atentamente,

      • Barcelonés dice:

        Hola! Me alegro de que vendáis el McCrystal’s aunque hace mucho que no ocmpro porque una vez os compré unos cuantos y tengo para mucho tiempo. Me gustaría saber si vais a vender otras marcas como el famoso Dholakia, que dicen ser exquisito y que hay de muchos tipos, como por ejemplo chocolate, vainilla, hierbas… Sería perfecto! También hay rapé de chocolate, vainilla y otros de la marca Wilsons of Sharrows (marca que tenéis o teníais el honey menthol creo). Los comercializáis o los comercializaréis? Estaría muy bien! Este es mi estanco de referencia ya que aparte del McCrystal’s también compro a menudo los chicles de nicotina Tju de clorofila que no los he visto en ningún otro estanco. Otra cosa: sobre el tabaco de mascar, el otro día os compré un Makla, y me gustaría saber si tenéis pensado comercializar otras marcas. He leído que en España se vende una marca llamada Chema (Chema café) pero no la he encontrado en ningún sitio. Si también la vendierais me gustaría que me lo dijérais. Muchas gracias!

    • sofia dice:

      vas a morir si sigues esnifando esa porqueria

  • […] clases burguesas que consistía en aspirar polvo de tabaco por la nariz. Este polvo se llamaba ‘rapé‘ y se usaba con bastante normalidad en las reuniones sociales. Como el polvo de tabaco se […]

  • Luis dice:

    hola, he probado el rapé, quise comprobar si efectivamente sirve para eliminar las migrañas..uff. le cuento que el sábado lo hice por 4ta vez y casi me reeemuero de dolor, es muy terrible.. lo que yo siento es como se le echara pimienta al cerebro y la sensación dura algunos segundos, como les digo he tratado de soportar esto por 4ta vez esperando alguna mejoría para mis migrañas pero creo que la reina esa que mencionas al principio estaba loca…créo, tal vez su hijo tenía otro tipo de migraña quién sabe..puedo decir que aparte no fue de mi agrado, no entiendo que es lo rico. …es como el kambo…te llegar a infartar de tanto vomitar pero alguna gente se sana… una versión distinta para quienes no han probado..por lo menos se resiste.. saludos desde Santiago de Chile.
    Luis

    • Philipp dice:

      Donde lo conseguiste?slds

    • Alejandra Cardona dice:

      Hola buena noche;quiero preguntarte como haz utilisado el rape ? Es el que se hace con hojas de tabaco en polvo? Gracias por tu respuesta pues yo utiliso esta medicina ancestral y me a ayudado chao si quieres podemos interactuar al respecto con tigo y demas que comparten comentarios gracias por compartir chao

  • Sergio Pinillos dice:

    La edad legal supongo sera de 18 años, ¿me equivoco?

  • tatiana villegas dice:

    Uchh no se dan cuenta qe eso es dañino a largo tiempo les puede provocar perdida del olfato O Cancer de Nariz

  • Antonio dice:

    Luis.. El que te soplo te sirvió demasiado rapé. y .. ¿ te sentiste mejor después de que casi te remueres ?
    Saludos desde Coquimbo

  • Jorgeee dice:

    En que estanco puedo encontrar rape en madrid???

  • Soy un consumidor de rapé (o snuffer como somos conocidos en los foros internacionales) de Barcelona, aunque había localizado los estancos de Las Ramblas para poder comprarlos in situ la mayoría de las compras yo las hago por internet, concretamente aquí https://mrsnuff.com/index.php , es más caro que comprarlo directamente en el estanco pero la cantidad de productos es simplemente abrumadora ( centenares de tipos de snuff diferentes).

    También existe un foro sobre este tipo de tabaco en http://snuffhouse.org , es el foro (en inglés) más grande del mundo sobre este tema y si quereis aprender os recomiendo encarecidamente que le hecheis un vistazo!

    • ÁngelH dice:

      Me acabo de introducir en el mundo del rapé.
      He comprado McCrhystal’s Original and Genuine y me ha encantado.
      Acabo de hacer un pedido por Internet a snuffstore.co.uk para seguir probando.
      Una tarde de estas pasaré por el Estanco de la calle Bonsuccés de Barcelona a ver qué encuentro.
      Muchas gracias los enlaces que pones, sobretodo el del Foro. No hablo inglés, pero me ayudaré del traductor.
      La verdad es que no hay mucha afición en España a este producto.
      Lástima que aquí no haya clubs o Foros donde compartir la afición y aprender de los que saben.
      Un saludo.

  • Sarva Palaka dice:

    Hola soy de Colombia y consumidor de rapé y otras medicinas ancestrales desde hace algunos años. Principalmente lo usamos por acá para realizar limpieza energética del campo mental… dándonos mayor lucidez y tranquilidad a la hora de compartir otras medicinas como el Ayawasca y la madre Coca. Quería comentarles que también es particular el uso del tabaco como ambil, el cual es un tipo de pasta que se extrae del cocimiento de las mismas hojas del tabaco y sirve para aliviar la pesadez estomacal entre otros.
    Saludos.

  • jimmy andres corredor dice:

    hola soy de colombia,uso del tabaco rape,,,mi experiencia es buena con el rape…….

  • Andrés dice:

    Hola, he comenzado a usar el rapé hace poco, hoy es sólo mi segunda vez en usarlo y puess llegué buscando más testimonios que opiniones (gente que lo haya usado no que lo satanice porque pareces inalar coca)
    Comparto el no querer usar nada industrializado pero de igual modo me preocupa inhalar cualquier pasto que un tipo muele por robarme jajaja.
    ciertamente me ha despejado las vias respiratorias y la verdad aunque fumo no he notado sencación alguna que se parezca a fumar tabaco…

  • Roberto Garcia dice:

    Buenas tardes, mi nombre es roberto García, vivo en México y estoy comercializando el rape marca McChrystal’s, les dejo mi correo para que me puedan contactar. rgarcia@chbm.com.mx

    Saludos

  • Sol Mut dice:

    Hola, ahora mismo estoy tratando de hacer rape. Tenes idea de algun sitio en el que encuentre una receta?

  • Chelo dice:

    Hola! Soy uruguayo, y un amigo trajo rapé de UK. Me gustó, y empecé a investigar al respecto. Me metí en la web https://mrsnuff.com/ y elegí 3 diferentes marcas y estilos, y los compré sólo por ver si llegaban desde Inglaterra hasta Uruguay. Pocas esperanzas en verdad, por las restricciones aduaneras.
    Para mi sorpresa a las 2 semanas y media toca timbre el cartero y me hace entrega de mis cajitas de rapé. FUNCIONA!!!

    Tengo un Gawith de menthol negro que está increible. Los otros 2 no los probé todavía.
    Saludos

  • Christian Ates Cabrelles dice:

    Hola,dices qe el rapé es ilegal en España y tambien que lo consegiste en un estanco,no me queda claro si lo puedo consegir legalmente en españa ¿se puede? Por lo visto en Ceuta y Melilla si.

    • Salvador dice:

      En España se vende en cualquier estanco, de hecho en catálogo lo tienen todos, pero no tienen existencias, de hecho no lo suelen pedir porque han de hacerlo por cajas completas y no tiene suficiente venta para hacerlo.
      Yo lo he comprado varias veces en estancos aunque normalmente por Internet, ya que hay mucha variedad.
      Un saludo

      • Christian Ates Cabrelles dice:

        Ok pues seguire probando en estancos y si no encuentro lo pillo por internet .gracias.

  • nany dice:

    se puede prepara el rape comprando los tabacos y pulverizarlos …

  • jimmy andres dice:

    pss obvio

  • Fresia dice:

    Yo consumí el sábado pasado (23-05-2015) y casi me muero, sentí nauseas, vomité y estoy mareada desde el sábado, es decir hace cuatro días que no puedo hacer vida normal, trato de ver el lado bueno, que me dijeron que era bueno para la angustia para los chakras de la cabeza y más cosas, pero yo estoy desesperada, hoy es martes y aún no puedo levantarme de la cama, cuando trato de comer siento asco, he bajado cuatro kilos, no he comido nada, mucha náusea y mareo, fatal, no lo recomiendo. No encuentro el lado bueno por más que lo busco. Esa fue mi experiencia.

    • jimmy andres dice:

      quien sabe q fue lo q le dieron,,
      el tabaco tabaco,normal dependiendo de la cantidad si puede producir en primera instancia esos sintomas pero luego desaparecen sobre todo si es primera vez ,,nada mas luego se normaliza

    • ÁngelH dice:

      Estoy seguro que lo que consumiste no es rapé.
      Es imposible que te dé esos síntomas que describes, ya que el rapé es simplemente tabaco pulverizado con algún saborizante.
      El rapé no tiene efectos milagrosos de chakras y eso que describes. Es simplemente tabaco. Nada más, pero nada menos.
      Espero que estés mejor.

  • Leonardo jesus lopez dice:

    Donde lo puedo conseguir soy de mexico y quiero comoralo un cuanto lo compro y me justo y me gustatia comprar algunos

  • Luz Bon-tzi dice:

    Ya, pero a nivel de sensación física, ¿que provoca? y a nivel emocional qué?, o es solo un rito y un sabor en la boca. No entiendo para qué lo consumen? o cómo decir: cuál es la idea???

    • MH dice:

      Supongo que no eres adicta a la nicotina… comprenderias de esa manera que no se trata tanto del placer que se siente, sino del displacer que te evitas cuando deseas desesperadamente incorporar nicotina. Si eres fumador y estás buscando un producto que reemplace echar humo, el rapé suena como una opción muy viable, no solamente porque proporciona la nicotina necesaria para no pasar por un molesto síndrome de abstinencia, si no también porque como bien has dicho, el ritual de aspirarlo reemplaza un poco los rituales que los fumadores tenemos a la hora de fumar nuestros benditos cigarros. Por razones médicas debo dejar el humo, lo extraño horrores… pero el rapé está ayudando en la transición de dos atados diarios a nada en lo absoluto. Como toda sustancia de la que uno se a hecho dependiente, cuando sobrevienen problemas de salud uno desearía no haber comenzado… pero supongo que cada cual tiene que hacer su propio camino y su propia experiencia para comprenderlo cabalmente.

    • ÁngelH dice:

      Simplemente es tabaco es polvo.
      Como si fumas un cigarrillo, o un cigarro puro o una pipa o mascas tabaco.
      No tiene más historia.
      Es tabaco. Te gusta o no te gusta.

  • Alberto vitorio dice:

    Esta de lujo 10 estrellas

  • Diotima Ra dice:

    El Rapé (Tabaco) – Ritos Chamanicos

    El tabaco como el rapé es una herramienta sagrada que nuestros antepasados de la selva recibieron del abuelo tabaco, y sostuvieron y caminaron desde el comienzo de los tiempos. Esta forma de medicina se prepara mediante sucesivas moliendas y tamizado de tabaco, plantas medicinales, cortezas y cenizas del fuego sagrado en una sutil alquimia. Si bien el rapé puede prepararse con diversas plantas, la presencia del abuelo tabaco ayuda a ordenar y equilibrar a las otras medicinas, a direccionarlas con un propósito específico. A la vez, el tabaquito es puerta de conexión con el espíritu y con el universo, ayudándonos a despertar la pureza esencial de uno y una misma, y de cada medicina.
    El rapé se sopla con una caña en cada orificio nasal, equilibrando los dos hemisferios del cerebro, nuestro lado femenino y masculino, yin y yang. Para recibir la medicina debemos estar receptivos, en quietud y conteniendo la respiración. Cerrando la glotis se evita que el rapé baje a la garganta y bronquios. La soplada también nos ayuda a sanar el individualismo, y nos recuerda que necesitamos del otro, que ciertas medicinas se toman por uno mismo y otras se reciben de manos de un hermano o hermana. La práctica occidental de aspirar el rape es una distorsión del diseño original de esta medicina, que la vuelve ineficaz para su propósito esencial de limpiar la mente. Al ser aspirado, el rape no llega a las cavidades o senos frontales, y sí penetra en las vías respiratorias inferiores causando irritación.
    El rapé es medicina del aire. En una soplada recibimos la bendición del abuelo Viento a través del tabaco limpiando nuestra percepción, despejando la mente y abriendo los canales energéticos superiores, para conectar con lo más elevado de nuestro ser. Al recibir una soplada de rapé, la medicina sube limpiando, ordenando y alineando nuestro campo energético, especialmente los centros o chakras del 3° ojo y coronilla, y de ahí subiendo y bajando por la columna vertebral, el Árbol de la Vida. También es medicina para el cuerpo, ayudando a expulsar mocos y parásitos de los senos frontales y paranasales. Elimina dolores de cabeza, embotamiento y aturdimiento, ya que descomprime la presión del cráneo. También es excelente cicatrizante y antibiótico aplicado sobre heridas, especialmente los que contienen salvia y lavanda. El rape es además medicina para la Visión. Algunos pueblos originarios lo preparaban con ciertas plantas de poder, con ese propósito específico, como el yopo, el cebil o la imburana. El rape nos ayuda a limpiar la mente y detener el dialogo interno, a estar verdaderamente presentes para poder ver más allá de nuestras interpretaciones.
    Tomado de: https://www.facebook.com/senderochamanico/photos/a.248245222000281.1073741828.245328955625241/537738969717570/?type=3&theater

    • duff dice:

      buen dia, yo probe el rape por 1era vez en una ceremonia de ayahuasca, se usa antes de la toma para abrir la pineal, me parecio muy interesante hasta q me decidi a hacer mi propio rape para ceremonias, ya hice el primero con hojas de tabaco , cenizas de la misma, yopo q es usado tambien en ceremonias, menta natural para el sabor y camomila, en estos dias estoy por hacer otros, quiero probar con aji y gengibre q me parece bien para las ceremonias y medicinal pues descongestiona la nariz, e penzado en poner otros sabores pero como apenas estoy empezando no tenido muchas ideas si alguien sabe y tiene experiencia me gustaria compartir ideas, saludos.

  • Mexicano dice:

    ¿Qué tiene que ver con lo de la comida? ¿Sustituías comida con tabaco? Ojalá no se te haya destrozado el estómago…

  • Alomse dice:

    Hola, creo que me uno al club y para aportar un poco es muy sencillo hacer tu rapé y la puedes hacer con distintas mezclas, con canela, romero y demás plantas aromáticas, cuidado hay que investigar cuales se pueden utilizar y cuales no

  • Diego dice:

    Buenas, en uruguay se puede conseguir en la Tabacalera Golf, esta bueno y a buen precio.

  • […] añadidos, para que su absorción fuese más gustosa) que se esnifaba. La inhalación del tabaco provocaba un acto reflejo, estornudos violentos que buscaban la expulsión de la droga. Por ello, el consumo de rape era un […]

  • […] añadidos, para que su absorción fuese más gustosa) que se esnifaba. La inhalación del tabaco provocaba un acto reflejo, estornudos violentos que buscaban la expulsión de la droga. Por ello, el consumo de rape era un […]

  • rafael garcía adrianzén dice:

    soy rafael de perú, mi rape es ancestral inca, segun lo que he leido, tienen suficiente informacion como y el por que del rape, es puramente terapeutico

  • Vanessa espinosa dice:

    Muy buen articulo, estoy leyendo a gogol diario de un loco y se menciona el rapé, no sabia que era. Saludos

  • Juan dice:

    ¿Algún estanco en Madrid donde poder comprarlo?

    • ÁngelH dice:

      No soy de Madrid, pero en cualquier estanco que esté bien surtido, lo encuentras. Prueba en los que tienen cava de puros y tabaco de pipa. Eso es señal de que se preocupan por tener muchos productos y no sólo cigarrillos.

  • Pablo peralta dice:

    Yo elaboro rapé en san francisco Córdoba argentina elaborado con whisky chocolate tabaco y miel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El rapé: tabaco de aspirar en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: