¡Trágala, perro! [Dragó]

marzo 20, 2012 § 1 comentario

ESO LE CANTABAN a Fernando VII: «¡Trágala, perro, tú, servilón, / tú, que no quieres Constitución!».

¡Más música! La del himno de Riego, y no para dar vivas a la república, sino a la Pepa, y para felicitar al PP una semana antes de que Arenas ponga fin al monopolio y monipodio socialista de Andalucía. Dios y los votantes me oigan. ¡Si Griñán y sus huestes supieran / la paliza que van a llevar / bailarían en corro gritando / libertad, libertad, libertad! En el estribillo oportunista que la anticlerigalla de la Niña Bonita puso a ese himno eran los frailes y monjas, y no los hermanos legos de la orden mendicante de la Junta saliente, quienes subían al coro en vez de bailar en corro tapándose la vergüenza que no tienen. Otra variante del mismo himno, que nunca, por cierto, lo fue de la República, sino de la monarquía constitucional, subrayaba que Torrijos «no murió como vil y traidor, / que murió con la espada en la mano / defendiendo la Constitución».

¿Qué Constitución? ¡Pues la de Cádiz, coño, la que sirvió de ejemplo a muchas de las de Europa, la que elevó a sustantivo, dotándolo de significación política, el adjetivo liberal, la que hoy celebra su bicentenario! No lo desperdiciemos. Utilicémoslo como plinto. Sea ésta ocasión idónea para reflexionar sobre lo bueno y lo malo de la Constitución vigente, corregir sus defectos, añadir enmiendas, ponerla al día, sacarle brillo y aceptar la evidencia, sin temor al sacrilegio, de que los Padres de ese texto se equivocaron en bastantes cosas y, sobre todo, en las relativas al desafinado concierto autonómico. Rajoy está en ello, con cautela, y Rosa Díez, sin ella. El primer artículo de la primera Carta Magna decía: «la nación española es la reunión de los españoles de ambos hemisferios».

Ahí renquea la de hoy. Las colonias americanas y asiáticas pasaron a ser aquel día de 1812 provincias de un solo y mismo país soberano en pie de igualdad con las de la metrópoli. Máximo elogio merece tamaña voluntad de integración, que no duró mucho. Tomémosla como ejemplo y suturemos el tajo de diecisiete cortes por el que se desangra España. ¿Cabe hacerlo? Quizá. ¿De qué forma? No lo sé. Sépanlo, nacionalistas excluidos, quienes tienen voz y voto en las Cortes de 2012. No importa para eso ser de derechas o de izquierdas. Basta con ser españoles. Marchemos francamente todos juntos, el Rey y el Príncipe incluidos, por la senda de una nueva Constitución.

[Fernando Sánchez Dragó en El Mundo, El lobo feroz (19.III.2012).]

Anuncios

§ Una respuesta a ¡Trágala, perro! [Dragó]

  • Soledad dice:

    a Fernando no VII, sino el Dragó de Komodo, que cuanto sale de su boca contiene bacterias mortiferas. Aplicate el cuento con Areneas en Andalucia… Trágala perro, tu servilon…….. La Espe se te da tambien como las chicas de 13 años?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¡Trágala, perro! [Dragó] en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: