Comentarios al manifiesto del 25S

septiembre 28, 2012 § 4 comentarios

Extraigo el manifiesto de la Plataforma ¡En Pie! Ocupa el Congreso, que en Facebook tiene 51.461 participantes [a 26.IX.2012]. No lo hago de la página Coordinadora #25S, que en Facebook tiene 5.026 seguidores [a 26.IX.2012], porque aunque es cierto que por medio de algún sortilegio la cosa pasó de «ocupar» a «rodear», la misma Coordinadora #25S reconoce que todo surgió de la Plataforma ¡En Pie!, que comparte imagen corporativa y que aún hoy emite comunicados. Y tiene un respaldo cibernauta que supera, con mucho, el de la Coordinadora.

Mis comentarios van en rojo. Afecta la concentración, pero me importan poco los incidentes de ayer (25S), aunque cabe recoger algunos datos al respecto: 6.000 manifestantes, 265 kg de piedras y 4.000 latas de cerveza según la Delegación de Gobierno; 64 heridos, 27 de ellos policías; y 35 detenidos.

***

MANIFIESTO:

Nosotras, personas comunes hartas de sufrir las consecuencias de vivir en un sistema condicionado y coaccionado por los mercados, que es a todas luces insostenible, y nos ha llevado a ser víctimas de una estafa a gran escala a la que han llamado crisis, nos unimos para redactar este manifiesto e invitamos a toda la ciudadanía a unirse a las reivindicaciones que reclamamos en él.

No explica por qué el Sistema (sistema capitalismo, debe suponerse, con los círculos concéntricos internos del Régimen del 78 y el Gobierno de Rajoy) está «condicionado y coaccionado por los mercados». Pero hay que coincidir en que esto es insostenible, se ve en España, en Grecia, en Portugal, en Irlanda y en todos los países con déficit continuo. Lo que hay que argumentar es por qué. Como estamos en España, hay que analizar lo que hace económicamente insostenible la vida de los individuos que viven bajo ese Estado. La «crisis» en España viene en esencia de la deuda pública, que provoca que el Estado no pueda dar a sus ciudadanos los servicios públicos que se compromete a dar constitucionalmente o por ley. Y es eso lo que enerva a lo protestantes: si nos atenemos al 25S realmente existente, los lemas más coreados fueron «menos policía, más educación», «si no hay dinero, por qué tanto madero» y «el próximo parado que sea un diputado». Luego hay otros como «policía, asesina» o «la voz del pueblo no es ilegal», que son más boutades y cursiladas del momento, pero la idea-fuerza es que hay que quejarse porque el Estado tiene que seguir gastando en lo que queremos: servicios sociales. Y mientras el Estado no nos asegure un trabajo a todos, que sean los políticos los que vayan al paro.

Consideramos que la situación ha traspasado todos los límites tolerables y que somos víctimas de un ataque sin precedentes por parte del poder económico, que utilizando la crisis como pretexto, está arruinando nuestras vidas, y cuyos culpables son quienes se han configurado como una oligarquía intocable, con la complicidad de todas las fuerzas políticas representadas en el parlamento, manipulando todos los poderes del Estado para mantener sus privilegios y enriquecimiento desmedido e ilícito.

De nuevo, la queja es legítima pero el análisis erróneo. ¿Quién está sometiendo a presión fiscal al individuo? El Estado. Y si se quieren buscar causas macroeconómicas en esa presión, no es que los mercados hayan decidido ahorcar al Estado porque se aburren, sino que el Estado ha fallado gastando más de lo que ingresaba. Precisamente, porque desde las fuerzas sociales se le pedía más y más gasto, tal y como ahora se le pide desde las barricadas que rodean el Congreso. Los culpables, por lo tanto, somos todos, porque todos somos el mercado. No se le puede pedir a nadie, por mucho dinero que tenga, que se lo preste a un ente (familia, empresa, estado) que no lo va a devolver. Y este es el caso. La protesta, en vez de pedir que el Congreso ponga en marcha una máquina de hacer billetes sin atender a inflaciones -como ocurrió hasta la entrada del euro-, debe dirigirse contra la Administración Pública para que reduzca su dimensiones y sus gastos. Que lo último que se reduzca sea Educación y Sanidad, pero que se reduzca a machetazos todo lo superfluo. Que, en última instancia, son gastos que se nos repercuten vía impuestos. Las fuerzas políticas son cómplices, pero cómplices de su misma irresponsabilidad. Ellos son la oligarquía intocable, que para colmo entró en las cajas de ahorros como elefantes en cacharrerías y parecen tener inmunidad. La solución no está en imponer tasas Tobin y restringir los movimientos de dinero, sino en todo lo contrario. En meter en la cárcel a quienes han abusado de los sistemas de financiación, han creado déficit público y han impedido la libre circulación de personas y dinero con privilegios y subvenciones injustos.

Ya no hay manera de ocultar que vivimos un gigantesco fraude social, con gobiernos que sistemáticamente nos traicionan haciendo exactamente lo contrario a sus compromisos electorales, y que no hay justicia alguna en los tribunales para los banqueros, políticos y empresarios culpables de la situación. Solo vemos como esta estructura de poder viciada e inmoral implanta políticas que acaba con nuestros derechos y destruye nuestras vidas, y como somos víctimas de una represión injustificable cuando demandamos un cambio en la situación.

De nuevo, los culpables son los políticos. Decir que un banquero es culpable de nuestra situación cuando se ve obligado a comprar deuda pública y su actividad está boicoteada por el Estado es un abuso de las licencias literarias. (Añado: si el sistema bancario no estuviera basado en la deuda, que es precisamente lo que el 25S pide que haga también el Estado, si se impusiera el encaje bancario 100%, poco o nada de esto hubiera ocurrido.) Y los empresarios… En algunos casos hay mala praxis empresarial, pero ¿qué diablos puede hacer la mayoría de ellos si tiene las manos atadas? ¿Tendrá que entrar en pérdidas porque el Gobierno le obliga a un salario mínimo desproporcionado (¡Anguita pide mil euros!), o contratará a menos gente? Más bien lo segundo. Ahora se pide que los empresarios y los bancos paguen la crisis que, supuestamente, han traído ellos. ¿Sabe alguien que cuando a un empresario se queda sin dinero no puede contratar gente? Cansa la matraca, como si los empresarios fueran todos unos gordinflones fumapuros paseándose por Nueva York. En España, el 99,2% de las 3.250.000 empresas registradas a 2012 tiene menos de cincuenta trabajadores y generan más de 7 millones de puestos de trabajo. «La estructura de poder viciada e inmoral» es muy sugestivo y además describe a la perfección el Régimen del 78, pero se queda en palabras vacías si no se acompaña de una crítica seria al poder político y se los cobija bajo la maldad intrínseca de los ricos, que son quienes realmente les obligan a las barbaridades fiscales.

Creemos que el problema es de tal envergadura y sus raíces tan profundas que su solución no pasa por efectuar reformas basadas en los mecanismos del sistema político actual, en consecuencia exigimos:

– La dimisión del gobierno en pleno, así como la disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado, por traicionar al país y al conjunto de la ciudadanía de forma premeditada, llevándonos al desastre. [No creo que sea premeditado. Es que son unos inútiles.]

– La apertura de un proceso constituyente transparente y democrático, a fin de redactar una nueva Constitución, con la participación de toda la ciudadanía, de manera que le sea propia, pues no reconocemos carácter democrático alguno al actual texto constitucional, redactado por una camarilla a espaldas del pueblo, y que consagró la dominación de los herederos del franquismo y quienes pactaron con ellos. Ha de ser el pueblo quién determine el modelo de organización social en el que quiere vivir, y no al contrario. [O se le da legitimidad democrática al sistema de partidos o se la quitamos del todo. Pero decir que le da la espalda al pueblo un Régimen que logra el apoyo de veinte millones de votantes en cada una de las periódicas elecciones generales, y que unas manifestaciones que aglutinan a -seré generoso- cincuenta mil personas sí es la voz de la calle… Que la Constitución es una basura, lo compartimos muchos. Que hace falta un nuevo proceso constituyente, también. Pero a ver cómo consigues que esté todo el pueblo en una sala discutiendo. Las asambleas populares son una trampa burocrática, como se demostró en el 15M, que daba risa.]

– La auditoría de la deuda pública de España, con moratoria del pago de la deuda hasta haber delimitado claramente las partidas que no han de ser pagadas por la nación, pues han servido a intereses privados que utilizaron al país para sus propios fines y no los del conjunto de la ciudadanìa española. Igualmente, exigimos el procesamiento de todas aquellas personas que se demuestren sospechosos de tales maniobras, y que respondan con sus bienes en caso de resultar condenados. [Vale.]

– La reforma de la ley electoral con el diseño de un nuevo proceso electoral, a fin de que represente verdaderamente la voluntad del pueblo ante cualquier elección que sea necesaria para facilitar el desarrollo de un proceso constituyente democrático. [Hay que hablar en serio. Decir cosas así es muy bonito si se está sobre una barrica de roble en la Inglaterra victoriana, pero hoy es una tomadura de pelo. ¿Cuál es ese «nuevo proceso electoral»? Deberían explicarlo, sobre todo por no emprender excursiones a no se sabe dónde.]

– La derogación inmediata de los recortes y de todas las reformas en contra del estado de bienestar tomadas con la excusa de la crisis, y que suponen restricciones de derechos y libertades de la ciudadanía, pues no sólo son un desastre para el país, sino que han sido impuestos traicionando la voluntad del pueblo. [Entonces no se podrán quejar ustedes de la deuda, de la presión fiscal y de la inflación. Vamos a suicidarnos, venga. Queremos y necesitamos subvenciones para el ciclo de conferencias sobre las políticas económicas del andalucismo liberalista en los años veinte y treinta. Si no, será una restricción de la libertad. Si pongo este ejemplo es porque lo he vivido. No nos tomen el pelo. ¿Quéreis Educación y Sanidad? Pues decidlo claro. Pero esa ambigüedad es insultante para un «Estado del Bienestar» que roba a sus ciudadanos para mantener servicios malos e ineficientes.]

– Una profunda reforma fiscal, que haga pagar más a quienes más beneficio obtienen de la sociedad. Igualmente, exigimos la derogación de la amnistía fiscal decretada por el gobierno, cuya injusticia es una verdadera burla a los contribuyentes honrados. [La amnistía fiscal es una burla, por supuesto. Pero la primera parte de la exigencia es para tirar cohetes. O sea, que quieren hacer pagar más a los pobres que se benefician de sanidad gratuita, educación gratuita y que, normalmente, no pagan IRPF. Chicos, pensaba que érais pobristas, pero esto es excesivo.]

– La supresión de todos los privilegios de quienes ostenten cargos políticos o públicos, y la implantación de mecanismos eficaces de control en el desempeño de sus funciones. [Al fin algo sensato sin peros.]

– La paralización inmediata de todos los desahucios, y la puesta a disposición de la población a precio de alquiler social de las viviendas en propiedad de los bancos y cajas que hayan sido ayudados con fondos públicos.  [Las ayudas públicas a los bancos deberían ser devueltas inmediatamente. Sobre los pisos de los bancos hay que aclarar que les pertenecen porque hubo un señor que pidió un préstamo poniéndolos como aval y no ha devuelto el préstamo. Si no podía pagar, que no se hubiera lanzado. Y si hubo un banco que vendió cosas que sabía que no le iban a pagar, habrá que imputarles a ellos el error.]

– La creación de nuevos empleos, cuya primera premisa sea la sostenibilidad, y cuyo fin sea el desarrollo de la humanidad, así como la gestión coherente de los empleos disponibles de tal modo que toda la población pueda trabajar para vivir pero no se vea obligada a vivir para trabajar. Es un enorme engaño que haya que trabajar cada vez más, falacia sustentada en la avaricia de los grandes intereses y contraria a los intereses de la gente común. [Lo contrario a los intereses de la gente común es que ahora haya que patrocinar y pagar nuevos puestos desde el Estado, porque eso implica que el Estado necesitará aún más dinero. Es decir, que habrá aún más impuestos, así que ni siquiera esos afortunados nuevos trabajadores podrán disfrutar de un sueldo completo. Si quieren un Estado totalitario, que lo digan. Pero que luego no vengan hablándonos de libertades. Y que repitan con Lenin, «libertad, ¿para qué?».]

Por todo lo expuesto convocamos a la ciudadanía el día 25 de Septiembre de 2012 a manifestarse de forma indefinida en las puertas del Congreso hasta conseguir la dimisión del Gobierno y la apertura de un Proceso Constituyente, haciendo de éste, el llamamiento de unión de todas las luchas por una Sociedad más justa.

Somos la inmensa mayoría, somos el pueblo, tenemos razón, y no vamos a dejaros pasar.

[Todos, absolutamente todos, somos socialistas en esencia. Lo digo en el sentido de que todos -o casi todos, algún nihilista, pocos, hay- queremos una sociedad más justa. La diferencia estriba en las soluciones, en los medios que se quieren poner para llegar a ella. Intentar monopolizar esa pretensión es una ofensa. Que caiga el Gobierno, que caiga el Régimen, que haya una nueva Transición. Pero para que el Estado nos deje en paz, permitiéndonos vivir en Comunidad sin interferencias del Leviatán.]

Anuncios

§ 4 respuestas a Comentarios al manifiesto del 25S

  • Sitogr dice:

    Muy bueno Luys. Lo comparto al 100%. Ahora resulta que la soberanía popular la van a tener 5000 personas, y la solución a los problemas va a ser el modelo fracasado comunista-leninista. En fin. Siempre me pregunto por qué en Holanda van a gobernar los liberales, en Inglaterra van a ser llave de Gobierno, y aquí que fueron el germen de la Constitución hace 200 años, ni siquiera hay un partido serio y el 95% de la población, no conoce en qué consiste una ideología liberal. ¿Qué pasó? Lo que sí sé es que un alto porcentaje de españoles (me parece que era un 60%) apoyaba que el Estado rescate una empresa y no la deje quebrar, sin embargo, si es un banco, entonces no. Responsabilidad y seriedad quizás es la cuestión, no sé.

    Un fuerte abrazo, a ver si tomamos unas cañas.

    • X dice:

      Es que eso de la soberanía tiene que quedar claro: el individuo y la nación. Y punto. Si no, declaro mi casa parte de Estados Unidos.
      En fin, así vamos. La tenemos pendiente, sí. Un abrazo.

  • giltrapo dice:

    Historia, literatura, filosofía. Me gusta leerte cuando hablas de esos temas. Pero de economía… Lamento decirte que la información que manejas está bastante sesgada, cosa obvia, por otra parte, sabiendo cuál es tu posición ideológica. Deficit y deuda pública, no? Con los análisis tan sesudos que haces a veces, y te quedas con frases tan ingenuas como que “el estado no puede gastar más de lo que ingresa”? Y de los pobres bancos, que no tienen culpa de nada, que pasaban por allí y se encontraron con el percal, ya mejor ni hablar. Bueno, si te interesa este tema de verdad ya te preocuparás de informarte mejor sobre él.
    Muy significativo y sintomático me ha parecido, por otra parte, eso de que el Estado es una especie de ente, maligno, por supuesto, que nos trasciende a todos, pero, por el contrario, “todos somos los mercados”. El que no se consuela es porque no quiere, desde luego.
    Me ha encantado también lo de “todos, absolutamente todos, somos socialistas en esencia”. Así que los socialistas quieren en realidad una sociedad más justa? Joder, yo creí que más bien buscaban checas, gulags, corrupción, muerte…

    • X dice:

      Le agradezco el comentario. Me limitaré a lo de los bancos, que es lo que menos claro me quedó. Lo estafa bancaria ha sido posible gracias a los bancos centrales que provocaron una expansión crediticia insoportable y a los bancos públicos a la nueva usanza, las cajas. Que son las únicas que hoy están en quiebra y no tienen forma de salir adelante si no es con rescates que pagamos todos nosotros. De manera ilegal, por otra parte, porque nadie nos repartió os beneficios cuando los hubo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Comentarios al manifiesto del 25S en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: