Sacar las zarpas estatales de la cultura

diciembre 16, 2012 § Deja un comentario

Los Ministerios de Cultura son propios de regímenes totalitarios. Oigo mentarlos e inmediatamente me vienen a la cabeza la URSS y el NSDAP. Cada cierto tiempo, con la excusa de unos supuestos recortes que nunca, maldita sea, se llegan a producir, saltan a la palestra los cuatro gatos gafapastas de siempre y sueltan la monserga de que quieren acabar con la cultura. Como si eso fuera posible.

El público, ese que contempla el espectáculo político sin otra función que aplaudir, debe saber que su dinero, el que se le extrae del bolsillo por la fuerza, está siendo utilizado para que un señor al que no conoce, normalmente un amigo del tipo del cartel electoral, seleccione qué obras valen y qué obras no. Que el reconocimiento de un producto artístico no depende de su calidad, sino de qué productor le cae mejor al político.

Juzgar la calidad del arte en términos objetivos es imposible porque tal cosa no existe. Pero sí hay un criterio que nos acerca bastante: el éxito que tenga en el público. No es el óptimo por muchos motivos (no es lugar de entrar en técnicas publicitarias), pero sí el más justo. Señores del Estado: saquen sus zarpas de la cultura. Dejen que sea el pueblo soberano el que, gota a gota, uno a uno, de manera desordenada, decida qué parte de la cultura le interesa y qué no, y qué artistas merecen vivir de lo que producen y cuáles no.

Hoy hay escritores y directores de cine que están viviendo del cuento porque a un empleado público se le ha cruzado un cable y ha decidido que él sí puede dedicarse a folgar durante todo el día y a crear más bazofia con todo ese tiempo libre. Y sin embargo, hay otros artistas que por no tener esa subvención dedocrática y no poder competir en igualdad de condiciones con los paniaguados culturetas a servicio de los Gobiernos, tienen que ir arrastrando los pies y quitándole horas al sueño para poder producir escasísimas obras a lo largo de su vida.

No puede ser que un señor vaya de rebelde y tenga un puesto fijo de director en Telemadrid o acepte el Premio Nacional de las Letras. Es para indignarse, lo menos. Y quien dice esas ayudas, dice subvenciones a obras de teatro, cargos en consejerías de cultura, puestos en institutos nacionales, edición en diputaciones o emisión en radiotelevisión pública.

Además del inconveniente de que se desfavorece la promoción libre de quien de verdad vale y a quien el público de verdad quiere oir/ver/leer, resulta que el señor que decide las subvenciones injustas las orienta -de manera comprensible, pero totalmente ilegítima- hacia los artistillas que mejor sirven a su causa. Es normal, pero esa es la principal razón por la que el público, en primer lugar, pero sobre todo los artistas libres, deben oponerse a todo tipo de ayuda pública a la cultura. Perjudica a los artistas, perjudica al arte y perjudica al público.

Pueden oponerme que hay cosas tan caras que no se harían. Voy a tirar por los libros y las editoriales, porque las conozco algo. Muchas de ellas llegan a fin de mes porque el Ministerio de Cultura les ingresa -como a casi todas- una pasta para ayudar a la edición de determinados títulos. No siempre políticamente correctos, es cierto, pero unos sí y otros no. Lo hacen para que las bibliotecas estén nutridas. Oigan: las mejores bibliotecas que conozco son privadas y compran los libros a tocateja. Lo otro sirve para que haya una población excesiva de editoriales que, aunque a todos nos guste tener la casa llena de libros -a mí el primero-, se dedican a editar cada idiotez que tiembla el noveno infierno. Porque les sale gratis, o casi. Otros, que valdría la pena conocer, se ahogan entre tanto papel mojado y casi gratis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Sacar las zarpas estatales de la cultura en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: