El mal y la corrupción

enero 19, 2013 § 4 comentarios

A propósito de todo esto de la corrupción, el mal endémico del régimen y la canallesca casta política, he recordado un párrafo que tenía anotado de Slajov Žižek en Sobre la violencia. Seis reflexiones marginales.

«Es como si la auténtica comunidad sólo fuese posible en condiciones de amenaza permanente, en un estado constante de emergencia. Esta amenaza es orquestada, como se nos muestra, de la manera más “totalitaria” por el círculo interior, los “mayores” de la misma comunidad […] El mal en sí mismo debe redoblarse: el mal “real” de la desintegración social tardocapitalista debe transferirse al mal arcaico mágico-mítico de los “monstruos”. El mal es una parte del círculo interior mismo: es imaginado por sus miembros. Parece que volvamos aquí, junto con G. K. Chesterton, a El hombre que fue jueves, donde la máxima autoridad policial es la misma persona que el supercriminal, que libra una batalla contra sí mismo. De un modo protohegeliano, la amenaza externa contra la cual lucha la comunidad es su propia esencia inherente».

Tiene mucho que ver con aquello de que el Régimen no está corrupto, sino que el Régimen consiste en la corrupción. No obstante, gran parte de la sociedad con conciencia política sólo se moviliza cuando es la parte del Régimen que no le gusta (a la que quiere desplazar por considerarla contraria a sus valores esenciales, que no son las leyes fundamentales -la Constitución de 1978-, sino la etérea idea de la democracia misma) a la que pillan con las manos en el dinero ajeno. Es importante destacarlo porque la balanza está absolutamente desequilibrada. ¿Cuántos casos de corrupción ha destapado El País relativos al PSOE? ¿Cuánto caso le hizo a los ERE falsos? Y sin embargo, la mayor y más potencialmente desestabilizadora trama para el PP la ha destapado El Mundo.

Como no podía ser de otra forma, la ultraizquierda se ha lanzado a la calle a protestar y cercar la sede de Génova 13. Aquí se demuestra de nuevo el desequilibrio, la falta de posible entendimiento por la disparidad de medios de lucha. La derecha, por sensatez no exenta de mojigatería, se limita a leer los medios y compartir la información. Eso le basta, porque está convencida de que en una sociedad civiliada no hace falta más. No estamos sometidos a grandes mass media, cada cual lee lo que quiere y si unos tienen éxito y otros no, es -a pesar de las injustas intervenciones públicas vía subvenciones o vista gorda- por la relevancia de sus noticias y la cantidad de personas que comulgan con su modo de exponerlas. Y la izquierda, por complejo de superioridad no exento de chabacanería, en seguida coge la pancarta, la cacerola y el silbato, corta una calle y, en mímesis ilustrada del episodio bíblico de las trompetas de Jericó, espera que su incivismo logre hacer caer lo que se tercie en ese momento. Pero la historia reciente nos ha demostrado que han caído muchos más indeseables a golpe de titular que por los puños en alto de la calle.

El peón de partido, sobre todos los inconscientes que se creen a la izquierda de la izquierda y que en realidad son guardias de la porra en los aledaños del PSOE, todavía piensa que los políticos le hacen caso a la calle. Su ingenuidad, su candidez es tal, que están convencidos de que no pueden soportar los gritos que les llevan desde fuera. No se dan cuenta de que sus despachos están insonorizados y de que, contemplados desde la planta noble del edificio del partido, la muchedumbre que hay abajo vocferando es insignificante. Al menos, mientras no supere en número a los votantes que tuvo en las últimas elecciones.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , ,

§ 4 respuestas a El mal y la corrupción

  • giltrapo dice:

    jajajajajaja!! cada día eres más gracioso. Que El Mundo ha destapado qué? jajajajajaja!!! Y luego lo de que la derecha se conforma con dar información veraz…JAJAJAJAJAJAJAJA!! Pero chiquillo, tú has leído alguna vez El Mundo, ABC, La Razón, La Gaceta…?
    Obviamente cada uno lee lo que quiere, y normalmente porque está de acuerdo con una gran parte de lo que lee. Engañarte pensando que los medios de información que has elegido leer/oír son los más neutrales es demasiado naif para alguien que cita a Žižek, pero allá tú.

    • X dice:

      Disculpe, ¿quién ha sacado lo de Bárcenas y lo de Ideas? Comparar su investigación con el serial de Gürtel (con la fuente de El Padrino) que sacó Público es poner a Bakunin junto a Zizek.
      (Leo y cito a Zizek, sí. Porque me da la gana, para saber lo que piensan los paralíticos ideológicos y porque de vez en cuando tiene un atisbo de lucidez.)

      • Jose Ignacio dice:

        Te pueden tus prejuicios. Has decidido, por mi comentario, que soy de izquierdas y leo Público, no? Posiblemente sea más de izquierdas que tú, sí. Y posiblemente lea Público lo mismo que tú. Y te joderá mucho, pero el lodazal en el que está metido el Sr. Bárcenas ahora, viene de los barros de Gurtel. Sí, así es. Me da igual que la investigación la comenzase Público, Intereconomía o el Papa. La investigación sobre Bárcenas lleva ya mucho tiempo abierta, y El Mundo no ha destapado nada. Simplemente ha aprovechado los buenos contactos que tiene dentro del propio PP para soltar otro latigazo en la chepa del pobre desgraciado, y de paso (y si no, al tiempo) mover ficha. ¿Acaso te resulta extraño que haya sido El Mundo y no El País el que ha tenido acceso a dichos contactos?

        Con respecto a lo de “Cuántos casos de corrupción ha destapado El País relativos al PSOE?”, vuelvo a lo mismo. El Mundo no ha destapado nada. Se ha limitado a seguir tirando del hilo (como debe hacer un buen periodista), pero el mal ya estaba hecho y, obviamente, Pedro J. no ha querido dejar pasar la oportunidad de dar una exclusiva (lo cual no crítico). Por otra parte, basta acudir a las hemerotecas, que para eso están, para ver “el caso que le hizo” El País a los ERES falsos. Y a Filesa. Y al caso Guerra. Y a Roldán. Y al GAL… Vamos, por favor, que esa frase tiene el mismo sustento que esa otra, tan de moda ahora: “Es que a los parados lo que les pasa es que no quieren trabajar”. Para que esa frase supere el nivel de “estadísticas de bar” hay que mostrar datos, a ser posible con muestras n>2. Igualmente, para sostener con un mínimo de seriedad que El País y El Mundo difieren en la forma en que cubren los asuntos de corrupción del PSOE y el PP, respectivamente, tendrías que ofrecer más argumentos o pruebas. Si no se queda en una mera manipulación de la realidad, que es, entre otras cosas, lo que criticas en tu post, no?

        En cualquier caso, yo no quería comparar las investigaciones Gurtel y Bárcenas, ni El País con Público o El Mundo. Eso es lo que tú has interpretado. Yo sólo te comentaba que afirmar que la derecha, en su inocente ingenuidad, se limita a compartir información, sin más, sin adulterarla, sin manipularla, porque piensa que “en una sociedad civilizada no hace falta más”, mientras que la izquierda, para no variar, socava los cimientos de la civilización con sus mentiras partidistas, sí es de “paralíticos ideológicos”, sin ánimo de ofender.

        Y, por supuesto, estás en tu derecho a leer a Zizek y a quien te plazca. Quién te ha discutido eso?

      • X dice:

        Disculpe, pero yo quería hablar de prensa independiente ligeramente inclina a una idea de la nación y de la legalidad. Los medios de izquierdas o de derechas me repugnan. No considero -y en eso me equivoqué al escribirlo- que El Mundo sea de ninguna de la dos en la mayoría de las veces. Es de un liberalismo casi keynesiano, a bote pronto.
        En cualquier caso, esto es un blog que no pretende ser más que lo que se diga en la barra de un bar. Una cosa es el artículo de opinión -al que soy contrario y en el que recaigo con desagradable frecuencia, como esta- y otra el de investigación o el ensayo político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El mal y la corrupción en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: