Errare humanum est

septiembre 1, 2013 § Deja un comentario

Algo estamos haciendo mal. O algo está mal dentro de algunos colectivos. La lotería ha gozado siempre del beneficio del consenso: al ser depositaria de la ilusión de innumerables personas, nadie se atrevía con ella. Pero en el último mes hemos conocido dos ataques directos contra su publicidad que no pueden causar indiferencia entre quienes lo único que queremos es que nos dejen en paz.

Primero, el PSOE pidió a Hacienda que retirara algunos anuncios de Loterías porque incitan a la «holgazanería» y porque ofrecen una imagen «radicalmente incompatible con el sufrimiento actual de la sociedad española». Parece que no se han enterado de nada. Cuidado, porque en diciembre pueden pedir la retirada de los anuncios relativos a la Navidad si sus protagonistas no viven en la más absoluta indigencia o los Reyes Magos no asisten a Belén con mendrugos mohosos de pan. El odio de la izquierda colectivista hacia el dinero ha sido siempre enfermizo, pero en este caso parece que ni siquiera han leído a su querido Lafargue, que en El derecho a la pereza (cuya última edición española corrió a cargo del desaparecido diario Público) denunciaba que «en vez de reaccionar contra esta aberración mental, los curas, los economistas y los moralistas han sacralizado el trabajo». Una cosa es aceptar el deber de trabajar con hispánico estoicismo y otra muy diferente sacralizar este castigo divino. Porque si a quien le toca la lotería, conforme a estas absurdas exigencias del PSOE, se dedica a romperse la espalda, seguramente no podrá hacer aquello para lo que está destinado: hacer que haya flujo económico. Igual que, como decía Aristóteles, para cultivar la virtud hay que tener asegurado el sustento, para crear riqueza hay que tener las manos libres. Escohotado debería tener en cuenta a estos enemigos del comercio para su próximo libro, porque el último número de la revista Science demuestra que la pobreza reduce hasta en trece puntos el cociente intelectual.

Y segundo, la Fundación Mujeres denuncia unos anuncios de Loterías porque -a su parecer- «atenta contra la dignidad de las mujeres y la igualdad de oportunidades». Ya sabíamos que el feminismo perdió el norte muy poco después del primer éxito de las heróicas sufragistas, pero estos excesos son indecentes. Auténticos depreciadores del cuerpo, han perdido todo el sentido del humor, andan obsesionados todo el día con conspiraciones machistas y, lo realmente grave, provocan el pánico entre quienes les hacen un poco de caso, enfrentando al hombre con la mujer por sistema, por si acaso. Porque, como nos dijo a cuarenta y cinco abogados granadinos una malnacida especializada en Violencia hace unos meses, el hombre es un agresor en potencia. La realidad es que provocan el efecto llamada y muestran cómo actuar a los psicópatas. Dicen algunos que esto del efecto llamada en la violencia sobre la mujer es mentira: que vuelvan a sacar, si tan seguros están, que vuelvan a sacar noticias de suicidios, prohibidas por esa misma razón. Hasta Izquierda Unida, en uno de esos ataques de lucidez que le dan de vez en cuando, tuvo que alzar la voz y pedir contención.

Algo está mal. Es mejor no ver la televisión: no pueden censurarte el acceso a algo que no tienes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Errare humanum est en Algaida.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: